miércoles, 25 de enero de 2012

Segando hiedras.

Ahogo.
Tersas luces anhelantes,
acallan mi verbo espeso.
Frío.
Fotos ajadas,
abrocho mis carnes ardientes,
encuentro acomodos,
mentirosos.
Miedo.
La mirada me acecha
tras cada incordura.
Me encuentra esquivo,
segando hiedras.

Foto: Hiedras (Miguel A. Brito)

lunes, 23 de enero de 2012

Letras y voces.

Qué nombre más redondo y lleno de significado. Bajo el epígrafe de Letras y Voces nos hemos embarcado un grupo de intrépidos navegantes con la intención de compartir con todos nuestros seguidores y colaboradores sus textos y el eco de sus voces. Empezaremos con un proyecto en forma de taller, encaminado a guiar a chicos y chicas de entre 12 y 16 años por ese viaje interior necesario en todo proceso creativo, a fin de hacer aflorar todos los matices y colores de sus pensamientos y convertirlos en Letras y Voces. Un primer paso que irá seguido por muchos más.

Te invitamos a darte una vuelta de vez en cuando por el Blog que hoy mismo empieza a funcionar (http://letrasvoces.blogspot.com/) donde podrás seguir la evolución de nuestros chicos a través de sus textos, y donde incluiremos además noticias, vídeos,... Todas tus aportaciones, nos las puedes hacer llegar a través de nuestra dirección de correo (letrasvoces@gmail.com) y tus comentarios en el blog, serán bienvenidos, y nos ayudarán a llevar a buen puerto este barco.

Te esperamos en Letras y Voces.

martes, 3 de enero de 2012

Cómo decirte.

Peno en silencio persiguiendo tu estela, que se escurre entre mis dedos cuando la intento abrazar. Vivir en tu mundo es un sueño de quimeras, lejos de mi alcance, porque antes, mucho antes de nacer, mi vida la sentenciaron para no poder tenerte.
¿Cómo decirte que cuando tú no estás cerca, el graznar de los cuervos dentro de mi cabeza no me deja descansar?
¿Cómo decirte que cuando tu olor me toca, cien mil cien hormigas danzan en mi pecho y arañan mi vientre?
¿Cómo decirte que cuando otro es quien coge tu mano o besa tu mejilla, la sangre se me inflama hasta sentir mis carnes arder?
¿Cómo decirte cuánto deseo soldar mis huesos a los tuyos para que nadie pudiera separarnos jamás?
¿Cómo decirte que te amo, y que de amor muero porque tengo que callar?