Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Grita.

Imagen
Si te cuentan que no existí. Si te cuentan que tu roce nunca erizó mi pelo y mi boca nunca te besó. Si te cuentan que mis ojos nunca se empaparon al sentir tus caricias amorosas.
Si te cuentan que no fui libre. Si te cuentan que nunca volé, y espanté mariposas y olí la frescura del rocío en la mañana. Si te cuentan que nunca abracé las frases que saltaron latiendo de tu garganta angustiada.
Si te cuentan que no pude quererte. Si te dicen que la vida se acorta cuando se quiere vivir. Si te cuentan que mi risa nunca la escuchaste porque nadie la oyó.

Nuevo libro: Historias de Portería.

Imagen
Durante los pasados meses, el blog de La Esfera Cultural puso en marcha un nuevo reto para sus seguidores: la elaboración de un libro de relatos cortos cuyo tema común eran las historias que sucedían en torno a una portería. De ese reto nace una nueva publicación (y ya son unas cuantas). El libro titulado Historias de Portería ya es una realidad. Podéis leer los relatos en el blog de La Esfera Cultural, pero si deseáis llevaros el libro a la cama, o al sofá, o al monte o la playa, es muy fácil, solo tenéis que clickar aquí y hacer el pedido y pronto podréis tenerlo en vuestras manos. En sus páginas podréis leer un relato mío llamado "El último". Pues lo dicho: a disfrutar. Y enhorabuena a los autores. Al final se han reunido un buen puñado de relatos de buena calidad, nada más ni nada menos que 65 relatos. Mira que da que hablar este portal...


César de los vientos.

Imagen
César es fuego. Prendieron sus llamas en sus viajes y ya nunca se apagaron. Sigue ardiendo. No salió de Lanzarote para no volver y vivir de su arte. Viajó y vivió, y volvió para que Lanzarote viviera y no languideciera planchada en muros de hormigón. Fue cruzado contra los infieles de la Naturaleza, y nos enseñó que no es fea esta tierra negra llena de zahorra, que no hay que sentir vergüenza de lo que tenemos sino orgullo; y de ese orgullo verde y blanco pintó su Isla. Me viene a la memoria alguna entrevista en la que nunca perdía la sonrisa, y me recuerda aquel dicho de que si la vida te da limones hazte una limonada. A César le dio por nacer en isla de vientos e hizo veletas y nos enseñó que el viento tiene color y no se mueve por capricho. Cuando visito Lanzarote allí se lo permito todo, hasta que me vuele la gorra, porque no es que sea cabrón el puto viento, sino que se ha vuelto juguetón. Hace hoy veinte años que César se volvió a su cueva, aquella de la que salió como un lagart…

Boleros por no llorar

Imagen
Williberto llegó de Cuba con su danzón, su trompeta abollada y sus bembas risueñas y su negro retinto. Para él ser pobre no era para llorar y buscaba en las estrecheces una pista donde sacar a bailar su risa. Llegó a las calles de Santa Cruz, buscando prosperar. Acá la cosa está buena, hermano. Es como estar en casa, pero con más que comé. Esto le decía Rubén, el primo mayor, cardiólogo en Camagüey y médico de urgencias en Santa Cruz. Williberto se vino con lo puesto para poner azúcar a las calles, y se juntó con Carmelo el Culebra que hacía vibrar el bongó como nadie, y su repertorio lo hicieron de rumbas y danzones. No encontró lo que soñaba. Primo, la vaina cambió sin darme cuenta, le dijo Rubén. Hacía bailongos, acompañaba con palmas los solos de Culebra, arpegiaba la trompeta hasta espantar las palomas,... nada hacía tintinear los euros ni dibujar sonrisas. Pa’la guapa señora este danzón, y la señora cambiaba de acera. Ya Williberto no toca rumbas, solo toca boleros, acompañando…

El curioso incidente del perro a media noche - Mark Haddon

Imagen
Ser padre de un hijo adolescente es tarea difícil. Si además se tiene la dificultad de que ese hijo está afectado del síndrome de Asperger, entonces podemos decir que la tarea se hace difícil y dura. Tomar la decisión de escribir sobre Christopher, un niño adolescente afectado de Síndrome de Asperger desde la perspectiva de cómo sus padres viven esa enfermedad, podría dar como resultado un libro bastante duro y seguramente lleno de historias paralelas que darían para llenar la papelera de muchos pañuelos rebosando lágrimas, pero escribirlo desde la perspectiva de ese chico para contarlo en primera persona, hace que asistamos a una osadía, y si además se consigue que la voz sea creíble podemos afirmar que estamos ante una genialidad. Mark Haddon tomó esa decisión, y le salió una genialidad, un libro ameno que nos retrata un drama familiar bajo la perspectiva de cómo lo vive ese hijo autista, una perspectiva, desde luego menos dramática. Eso me hace reflexionar sobre cómo somos los adu…

"La llama silenciosa": el eco de un reclamo.

Imagen
¿Quién dijo que los sueños no se hacen realidad?
El 29 de febrero de este año, a través de una iniciativa promovida por el World Poetry Movement, se produjo un encuentro de poetas en La Restinga, en la Isla de El Hierro, conjuntamente y de manera simultánea con otros lugares también emblemáticos del territorio Español. Allí se dieron cita poetas de la talla de Víctor Álamo de la Rosa, Susi Alvarado, Noel Olivares, Teca Barreiro, María Gutierrez, Isa Guerra, Berbel o Samir Delgado. El objetivo era unir sus voces y sus letras en un reclamo por un mundo mejor, no con gritos o aspavientos, sino con voz sosegada y rítmica, como corazones que anhelan. En aquellos días, la isla sufría las consecuencias de la tan conocida crisis sísmicovolcánica que dejó mutilado parte del entorno natural del Mar de las Calmas sumiendo al pueblo herreño en una honda crisis de la que aún sigue luchando por salir.
Fruto de aquel encuentro, surgió la idea de editar un poemario que incluyera aportaciones individu…

Tempest - Bob Dylan

Imagen
No me gusta Dylan, ¡Oh Dios!, por Dios que no me gusta. Me cansa su retahíla nasal, su voz que se arrastra, su ritmo cansino. Pero es un superviviente y eso merece mis respetos. El día 11 de septiembre, vuelve a la carga, con un disco de lo más raro. El disco se llama Tempest, y en él podemos escuchar temas de los más originales, desde Whistle duquesme, que abre el disco, con un ritmo tan pegadizo como alegre (¡cuánta falta nos hace algo de marcha en tono mayor en estos tiempos!), hasta una canción como Tempest, que dura nada más ni nada menos que catorce minutos, con la tragedia del Titanic, y sus violines y su tono irlandés de fondo; donde habla del gigante imposible de hundir, de los hombres que se vuelven asesinos momentáneos con tal de salvar sus vidas, donde el mismo mar, helado cementerio, sirve de tumbas a ricos y pobres por igual ¿os suena esta desgracia?, ¿acaso no estamos asistiendo a cómo se da vuelta la tortilla en estos tiempos? Creo que los tiros de Dylan van por ahí.