sábado, 16 de mayo de 2015

Esther Ovejero canta en gerundio: Gerunds


Portada del disco de Ricca (Esther Ovejero) Gerunds
Nos contaba Esther Ovejero la otra noche en el Auditorio de Tenerife que en una ocasión le dijo el gerente del El Búho Club en La Laguna, que por su apellido a ella lo que mejor se le daban eran las baladas. Un chiste fácil y que poco tiene que ver con la realidad. A Esther, o a Ricca, su Álter Ego, se le da de todo. Pero hay dos palabras que definen su estilo cante lo que cante: fuerza y pasión.

Ricca es el nuevo proyecto musical de Esther Ovejero y o mucho me equivoco o será el definitivo porque huele a éxito. Su primer disco "Gerunds" está lleno de temas que, como su propia palabra indica, gerundios, son para ser escuchados en directo, como si estuviera ocurriendo en este momento.

"Gerunds" se compone de 10 joyas, que empiezan sonando en gerundio con "Running" como carta de presentación, un tema donde los vientos asumen el protagonismo, algo que se repite en muchos de los temas de su trabajo. Y no será por casualidad, seguro que no, que el quinto tema que nos encontramos justo a la mitad del disco, se llame "Driving", también en gerundio, mira por donde, para que no se nos olvide el tiempo verbal, con un machacón golpe de acordes de piano como pasos en el asfalto, para que no olvidemos que la vida se compone de eso, de lo que pasa mientras andas, de trozos de gerundios. Y entre medio a Ricca le ocurren cosas como nos pasan a todos, ella echa una mirada al cielo y canta "Skies", o se dice que es mejor un pronto que tarde en "Better soon", o se levanta una mañana, una "Morning" en inglés, para decirse mirándose al espejo que no, que no es una chica fácil, que salvará su dignidad a pesar de que no sea garantía de nada y nos describe, como pocas, lo que es un amor verdadero cantando su "True love", un tema que engancha desde el principio: imposible no enamorarse de ese amor verdadero.

Abunda la calidad musical que rodea a su voz grande, no en vano el disco cuenta con la colaboración de lo mejorcito que tenemos por aquí en Canarias, del grande de Kike Perdomo, del talento excepcional del arreglista y pianista Julio Tejera, o del guitarrista Pablo Cebrián entre otros. Coros envolventes, protagonistas, música viva, que late.

Y si hay algo en verdad que no os podéis perder es verla en directo. El pasado domingo abrió con su Driving, armando el tema por piezas, primero con el bajo, luego con golpes de percusión, para dar paso a guitarra (¡que bien lo hizo Niki Webber!), vientos y luego los coros con ese "what matters for another day" que nos empapaba, antes de que entrara Ricca con su enorme presencia para terminar de iluminar el escenario. Escucharla en directo es acabar atrapado por su personalidad, por sus tensos músculos, por su mirada retadora. Yo sigo allí, en la segunda fila del auditorio, y no he podido escapar aún. No sé si lo lograré algún día. Quizás sí pero no quiero. Quiero seguir escuchando. En gerundio.


Tema Skies del disco "Gerunds" de Ricca



Ricca - Fotografía: Miguel A. Brito

Coros - Fotografía: Miguel A. Brito

Niki Webber - Fotografía: Miguel A. Brito