Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

Y hoy es día de Canarias

Imagen
Y hoy es día de Canarias: La fiesta de la Hipocresía. Porque aquí, en este archipiélago no hay la solidaridad de los regionalismos bien estructurados. Somos egoístas por definición: aquí cada uno barre para su isla y, a veces, barremos hasta para nuestro propio barrio. Los políticos hoy se vestirán con galas, esos voceros de la unidad y del pueblo único y rico, pleno de cultura y hambriento de gloria. ¡Necios! Sacarán la bandera tricolor, este único día del año. Luego a dormir doblada, bien doblada bajo las siete llaves, una por cada isla, otro año, otro más.
La patria Canaria no existe, y los canarios (en eso estoy de acuerdo con Miguel de Unamuno que nos caló al vuelo) somos isloteños de carácter aislotado, dos juegos lingüísitcos que definen a un personaje pendiente de lo suyo y deseando mal al otro para que su pequeña calle brille un par de fotones más que la del vecino. Hemos caído en la trampa de esos politicarras y periodisticastros que siempre han defendido su pequeña parcela …

El libro de los viajes equivocados - Clara Obligado

Imagen
El libro de los viajes equivocados llegó a mis manos de manera atípica, en forma de regalo. No lo busqué, él me encontró una mañana de diario. Algo tiene que ver el cómo llegó como lo que después se desmaraña dentro. ¿No habéis pensado alguna vez que algunos libros tienen alma, o llegan a nuestras vidas para hablarnos, para decirnos algo trascendental? Esto me pasa algunas veces y, el caso de El libro de los viajes equivocados de Clara Obligado, es uno de ellos.
El libro, que fue galardonado el pasado año 2012 con el premio Setenil como mejor libro de relatos, en la  consta de once relatos, once viajes. Relatos y viajes que se pueden leer sin un orden, pero que la autora nos invita a leer en orden, del uno al once, para entender lo que nos quiere transmitir. Creo que Clara Obligado ha inventado con su libro un nuevo género literario. Yo lo llamaría el metarrelato o la también la relatovela, porque Clara nos va dejando pistas, hechos, escenarios, personajes, objetos inanimados en sus r…

Letras solidarias

Imagen
Anoche se presentó en el TEA, en Santa Cruz de Tenerife, la trilogía de libros de microrrelatos "Somos solidarios". Esta iniciativa surgió ya hace algunos meses por parte de Ediciones Idea y su alma máter,  la escritora y editora Elena Morales, que hizo una propuesta abierta a todos aquellos escritores que quisiéramos enviar textos que serían agrupados en cualquiera de las siguientes tres categorías:

- Minitextos comprometidos. En el que fue aceptado mi texto "Boleros por no llorar".
- Minitextos de amor y lujuria: En el que fue aceptado mi texto "Sábanas vencidas".
- Minitextos para sonreír: En el que fue aceptado mi texto "El entierro del tío Fidel".






Después de una cuidada selección finalmente fueron elegidos textos de un total de 87 autores entre los cuales tengo el gusto, al igual que muchos amigos, de formar parte. Para mí es todo un orgullo ver mi nombre rodeado de tan buenos escritores de Canarias y sobre todo poder contribuir a una buena…

Stoker

Imagen
Anoche tocó cine, que ya era hora. Elegí Stoker, lo confieso, por tres motivos: 
- El tema: suspense, thriller. Me apetecía.
- La oportunidad: ver si Nicole Kidman, de una vez por todas, dejaba de hacer de Nicole Kidman otra vez.
- La curiosidad: había oído hablar de ella pero aún no la había visto. ¿Quién es esa tal Wasikowska?
¿Quieren saber qué pasó con esos tres motivos? Pues en resumen, me encontré con una película de suspense que, como historia, deja mucho que desear. Nicole, sigue haciendo el papel de Nicole (¿cuándo me sorprenderá?) y Wasikowska es un portento de actriz. Ella y la dirección de la película por parte del director coreano Park Chan-wook, sin duda, lo mejor. El actor Mathew Goode fue otro de los que se salvó: muy buen papel. No les puedo contar mucho de la película, porque tiene un guión tan fácil de contar, que desvelaría mucho, lo suficiente para cargármela. Empieza la película donde mismo va a acabar, en una escena de lo más sugerente, para enganchar desde el …

Fútbol literario

Imagen
¿Quién dijo que el fútbol no es literario? Claro que es literario. 
Si tuviera que elegir al equipo literario por definición, sin duda elegiría al Atlético de Madrid, al “pupas”, a “los colchoneros”, siempre a la sombra del grande y señorial de los señoritos del Real Madrid. Y mientras han visto celebrar en Cibeles tantos títulos ellos, los del atleti, a verter sus lágrimas al Manzanares. Muchas veces, después de guerrear cual gladiadores en el césped, han llegado a disputar finales, claro que sí, pero más son las veces que han tenido que volverse a casa cabizbajos, diciéndose si ya lo sabía yo que iba a pasar. Pero al día siguiente: otra vez rojiblancos, colchoneros, del atleti ¡como siempre! Una vida trágica, la de un personaje literario lleno de pasión, brío, alma, pura vida poética, que vive entre la euforia y la desazón. 
Claro que el fútbol es literario. Pero hoy creo que tengo un no se qué que me dice que la historia esta noche acabará bien, algo me lo dice. Hoy lo siento así. Es…

Fluir

Imagen
Sí. No. Quizás. Tal vez. ¡Ojalá! Así. No más. Que sí. Que va. Tus ojos brillan y no hay luz. ¿Lloras? Callas. Se cierran. Se abren. Se revuelven. Viajan por mi cara, los míos por la tuya. Bajan, suben, se detienen. ¿Por qué? Por ti. ¿Por mi? ¿Qué hay detrás? Detrás no, delante. Me quedo. ¿Delante? No, frente a ti. Te toco. Eres real. Tus manos, mis dedos, tus ojos, caricias líquidas. Floto, flotas, conmigo, sin mí. No soy. ¿Soy? Eres. ¿Verdad?, pasión, ¿sueño?, un espejo en mi pared, la otra mitad. Me completas. Sí. Tiento, tocas, beso, besas, ¡me besas! Eres verdad. ¡Por Dios! ¿Por quién? Por ti, por mí. ¿Y luego? Crezco, me desinflo, me escurro, caigo. Te sujeto: ¡Qué manos, qué firmes! Me elevas, vuelo, me falta aire, aspiro, me inspiras, respiro, me ahogo y me calmo. No siento, me muero, me salvas, ¿me quieres? Me abrazas, me duermo, te amo.

El secreto de la infidelidad - Ethel Krauze

Imagen
Decidí leer "El secreto de la infidelidad" de Ethel Krauze como un ejercicio de investigación. Pretendía indagar  no en la historia en sí de una infidelidad, sino en el proceso que conduce al deterioro de las relaciones humanas. Esto está íntimamente relacionado con un proyecto literario que tengo en mente y que espero que algún día vea la luz. Lo cierto es que "El secreto de la infidelidad" no son relatos sobre cuernos como cabría suponer, porque en las historias de cuernos ya no hay secretos: la infidelidad queda puesta de manifiesto, expuesta, para regocijo de unos y estupor de otros. "El secreto de la infidelidad" recoge situaciones donde los protagonistas son los procesos de deterioro de la vida de las parejas, tan comunes en nuestros días, ¿o lo era también en el pasado? Sí, creo que también lo era en el pasado, lo que ha cambiado es el re-planteamiento crítico de los protagonistas ante el deterioro de la vida en pareja, sobre todo por parte de ella…

Jazz en la calle en La Laguna

Imagen
El jueves pasado quedamos unos amigos para escuchar jazz. En la calle, en La Laguna, frente a la iglesia de la Concepción, en esa pequeña esquina llamada Plaza Dr. Olivera. La apuesta de celebrar el festival de jazz y sacarlo a la calle es de lo más sugerente, pero escoger primeros días de mayo y la ciudad de La Laguna como escenario creo que no es lo más apropiado. O lo acercamos más al verano, o lo llevamos a interiores, que en La Laguna tenemos más de un local apropiado. Fue una lástima. Me senté en una mesa cercana, de las muchas terrazas que allí podemos encontrar, con mi jarra de cerveza, como pretendiendo que con aquel gesto aquello se transformara en un local, pero no funcionó. Había viento, había frío, la gente no paraba de pasar y pararse en aquella encrucijada de calles, para hablar y para echarse unas risas carcajosas sin importarle que los que allí estábamos queríamos oír música, normal, es calle, no sala de conciertos, ni siquiera bar donde la gente comparta las mismas g…

El abuelo que saltó por la ventana y se largó - Jonas Jonasson

Imagen
"Las cosas son como son y así seguirán siendo".

Esta frase la aprendió muy pronto Allan Karlsson, el personaje principal de la novela de Jonas Jonasson "El abuelo que saltó por la ventana y se largó". Quizás por esa razón vivió más de cien años y tuvo más de siete vidas: todo es cuestión de actitud.
Les cuento un poco el argumento para que se sitúen: Es el verano de 2005 y Allan Karlsson se encuentra en una residencia de ancianos. Está a punto de celebrar sus cien años de vida pero, por razones que no conoceremos hasta el final, decide saltar por la ventana y largarse en zapatillas. Allan llega con esas pintas hasta una estación de autobuses y se encuentra con un "joven esmirriado de pelo rubio, largo y grasiento, barba hirsuta y una cazadora vaquera en cuya espalda ponía <<Never Again>>" que lleva una maleta. Le pide al anciano que se la cuide mientras va al baño, literalmente a cagar. Allan le advirtió que se diera prisa porque tenía que cog…