Entradas

Mostrando entradas de 2014

La Paz de los Vencidos - Jorge E. Benavides

Imagen
Asistí a un “curso de novela” con Jorge Eduardo Benavides en la Escuela Canaria de Creación Literaria, un curso de apenas una semana, pero que me sirvió para abrirme los ojos sobre el oficio de escritor, que no hobby como lo entienden algunos, como lo entendía entonces. Tenía una asignatura pendiente con él, con Jorge Eduardo. Este año pude saldar por fin esa deuda de escritor y elegí éste libro, “La Paz de los vencidos” como manera de acercarme a su escritura.
Cuento una anécdota de aquel curso: Nos preguntaba dónde ambientaríamos nuestro proyecto literario. Todos competíamos a proponer el escenario más exótico o extraño para dar vida a nuestros personajes. Él nos escuchaba y en un momento dado nos interrumpió y nos preguntó: ¿por qué no aquí, en La Laguna? Nos quedamos mudos, sin saber qué contestar. Yo me dije que cómo iba a escribir sobre un lugar tan común para mí. Y él, como si me hubiera escuchado, dijo que no hay mejor lugar para escribir que los lugares comunes, los que más co…

Ida Susal: Mamihlapinatapai

Imagen
Anoche sentí un impulso inesperado de ir a Tejina, al Teatro Unión a escuchar música. Llegué tarde –me costó aparcar, ni que fuera Madrid- pero por suerte se retrasó el comienzo: me estaba esperando. Me senté, mi corazón latía con fuerza desbocado por culpa de las prisas en llegar. Casi al sentarme se apagaron las luces y empezó a sonar el dum dum de un bajo, una serie de sístoles y diástoles para abrir el concierto. Poco a poco mi corazón se acompasó, se tranquilizó con ese ritmo pausado. La canción, como no podía llamarse de otra manera, se llamaba ‘Sentidos’. Ahí empezó todo: Un concierto para dejarse llevar.
Ida Susal es el proyecto musical de la cantante Julia Botanz. Ella nos presentaba anoche su primer trabajo discográfico llamado caraAcaraB. Los que han invertido su dinero en este proyecto que nació como unapropuesta de crowfunding pueden estar satisfechos. Julia ha realizado un trabajo de mucha calidad en las canciones y de gran acabado, recuperando el gusto por el CD Objeto,…

Juegos

Imagen
Juegas tú. Perdemos.

Todos tenemos "Antecedentes Carnales"

Imagen
La vida nos va marcando, tatuando nuestro cuerpo, modelando lo que somos, dando forma a la silueta de nuestras huellas. Todos tenemos antecedentes carnales de los cuales no podemos librarnos y que son mucho más duraderos que los antecedentes penales. Esto es lo que nos cuenta Sito Morales en su último trabajo llamado así precisamente, "Antecedentes Carnales".

Llegó a mí hace unos días y lo he escuchado unas cuantas veces. Un buen trabajo sin duda, quizás el mejor de su carrera musical. A lo mejor es que nace de lo más íntimo de este músico canario que se ha hecho en los escenarios. Nos dice que ha pasado "un tiempo medio chungo", y en este trabajo puede verse algo de pararse, pensar y seguir, volver a intentarlo. 
Se aprecia desde la misma estructura del disco, con dos partes bien diferenciadas compuestas por cinco canciones cada una separadas por un tema, "Acaso", que marca el punto de inflexión del disco. 
En la primera parte hay cinco temas que hablan …

Julio y la música

Imagen
Julio, primeros calores, extraños fríos a destiempo para dejarse notar. Primeras cervezas, amigos, muchos amigos. Primeros largos en la piscina: estoy en baja forma, mi cuerpo lo nota. Medio año que se va, otro medio que empieza: este ritmo de vida nos parte el calendario en trocitos, átomos de año, nanomeses minúsculos. Días más largos, noches más cortas, intensas. Como más, bebo más. Un brindis, luego otro. Por qué, nos preguntamos: da igual por qué se brinde, brinda es sólo brindar, por lo vivido, por lo que queda por vivir, para olvidar, para recordar. Julio para mí ha sido punto de inflexión, un paréntesis musical, una pausa necesaria, un paso al frente.

Este mes de julio me ha dejado muchas sensaciones y vivencias. En sus noches me ha acompañado la cámara y la música, la familia y los amigos. Les dejo una breve muestra de todo lo que he podido ver y escuchar. En la sección "Te sugiero que escuches", una lista que he creado para compartir con vosotros lo que he podido e…

Caminos

Imagen
"Todos los caminos conducen a Roma". Eso me dijeron, me enseñaron. Una frase mentirosa, impropia de un maestro, un amigo y una madre. No es así, es una farsa, créeme. Los caminos no siempre te llevarán al mismo sitio, los caminos te llevan a encrucijadas y en cada elección te pueden pasar dos cosas: o te encuentras más o te reconoces menos.

Dejarte llevar por el camino es una manía peligrosa no exenta de frustración. A menudo las señales y las indicaciones de aquellos a quienes preguntas te llevan a un lugar lleno de nieblas, y llegado a ese punto te verás cargando contra ti porque no hay más culpables que tú y tu dejadez. Puedes buscar si quieres alivio en tomarla con los demás para descargar tus culpas, y esto será como pequeñas dosis de morfina que aplacarán tu dolor, pero no te engañes, como la morfina crea adicción, y cada carga contra los que te rodean son también otras maneras de matarte, ocasionarte daños, heridas irreparables que no pararán de sangrar. No hay escap…

Al Jerreau y el elixir de la eterna juventud

Imagen
Cuando se subió anoche al escenario dijo en ese inglés esforzado para que le entendiéramos aquello de "estuve aquí hace…" y después de una larga pausa: "before". Arrancó nuestras primeras sonrisas, buena manera para empezar. Él pueda que no se acuerde cuando estuvo. Yo seguro que no olvidaré el 15 de julio de 2014, por varias razones.

Al Jerreau es difícil de olvidar cuando lo vives en directo. Su boina negra ensombrece sus ojos y destaca sus labios. Su espalda engarrotada se prolonga en forma de interrogación y se encaja en sus caderas rígidas, gastadas de tanto bailar. Su chaqueta arremangada deja al descubierto unos brazos desnudos y fibrosos que remueven unos dedos revoltosos como colas de serpientes que cantan al ritmo de su boca elástica. Esos brazos de Al se estiran y encogen como varas de trombón para jugar con el micro y amplificar sus registros cromáticos. Saqué las cuentas y con sorpresa comprobé que ese volcán sobre el escenario tiene 74 años de edad y …

La Hojarasca - Gabriel García Márquez

Imagen
Aquí empezó todo. Por eso la quería leer, este año, justo el año de su muerte. Por eso la propuse como lectura en el club de los 1001 Lectores. Después de leer La Hojarasca tengo que decir que hay que leerla para llegar a entender en toda su extensión qué nos cuenta Gabo en 100 años de soledad. Reconozco que cuando leí 100 años de soledad, las mariposas, los rabos de cochino y todas aquellas imágenes mágicas lo llenaron todo. Fue una explosión de colores (los fuegos artificiales de los que habla mi buen amigo Iván). Y me pasó eso: la forma se comió el fondo. 

Al leer La Hojarasca por fin entiendo muchas cosas. Gabo Márquez publica esta novela en 1955, doce años antes que 100 años de soledad. Aquí aparece por primera vez el nombre de Macondo que a su vez tiene mucho de su Aracataca natal como dijo en más de una ocasión. Allí nació Gabo, y allí nació el escritor. Luego emigró hacia otros lugares, otras latitudes, otras literaturas. Esto hubo quien no se lo perdonó porque querían leer má…

Scream

Imagen
If they tell you I wasn't living.
If they tell you my skin was never aroused by your touch
and my lips never kissed you.
If they tell you my eyes never watered
at the presence of your loving
caress.

If they tell you I wasn't free
If they tell you I never flew
and couldn't scare butterflies
or smell the fresh droplets
in the early morning.
If they tell you I never embraced
the sentences that plunged
out of your anguished
throat.

If they tell you I couldn't love you.
If they say life is shortened
when one wants to live.
If they tell you my laugh
the one you never heard
no one ever has.

Tell them it wasn't true.
Tell them it was a lie.
Scream!,
scream because I can't.

Scream out I am real,
tell them I can feel.
Scream out I am happy,
tell them I am still alive.

To Nerea


Trad. del poema "Grita" de Miguel A. Brito.
Traducción: Cindia y Sergio Escalante Vinuesa.


Maléfica: Una historia que pudo ser real

Imagen
¡Por fin! He esperado más de cuarenta años para que me cuenten cuentos como verdades. La espera ha valido la pena. Al fin alguien me cuenta que el mundo no se compone de buenos y malos sino que todos tenemos algo de los unos y los otros. Por fin alguien me dice que un beso de amor verdadero es muchas veces un hecho puntual, que por eso escasean, que por eso probablemente hemos recibido muy pocos a lo largo de nuestra vida, que normalmente ese beso te lo dan cuando menos te lo esperas, que no sólo los dan los príncipes vestiditos de azul que montan corceles de crines blancas, que eso son sólo ñoñerías. Más de cuarenta años, casi cincuenta he tenido que esperar: Ha valido la pena.
El domingo fui a ver Maléfica, la última entrega de los Disney de toda la vida. Con esta película, la factoría reina de los cuentos en el cine, echa por tierra el castillo de su estructura fílmica basada en los buenos buenos y los malos malos. Con Maléfica da una vuelta a cómo se han de contar las historias. El…

Yo también dije no

Imagen
Ayer caminé después de mucho tiempo sin hacerlo. Yo puse mi grano de ilusión, sólo ilusión. Mi hijo me preguntaba mientras andábamos, ¿pero cambiará algo?, ¿no irán a buscar petróleo después de esto? Ojalá me hubiera preguntado cómo era eso de que los niños no venían de París. No supe qué contestar ni cómo decírselo. Me quedé en un escueto, nosotros ya hemos hablado, ellos sabrán qué es lo que hacen; no me convenció mi respuesta.
Ayer caminamos, y entonamos consignas, escuetos arranques literarios a ritmo de palmas: "Canarias no se vende, canarias se defiende". Esta me hizo pensar, me sigue haciendo pensar: Somos pasto de los intereses.  Ayer es verdad que hubo una gran manifestación, que nos congregamos muchos miles para decir ¡No!, cada uno a su manera. Pero en el camino me encontré de todo. Banderas de todos los colores y que no venían al cuento, Rusas, de la República, de sindicatos,… Yo pensaba, aquí, cada uno va a su rollo.  Pasó a mi lado un grupo de mujeres y una de …

El ruido de las cosas al caer - Juan Gabriel Vásquez

Imagen
El mundo es así. Las cosas, los hechos caen por su propio peso y al caer dejan un sonido que retumba como un eco rítmico, recurrente, a pesar de que el sonido haya dejado de existir mucho tiempo atrás. Así son las cosas, el mundo es así, las cosas, los hechos caen por su propio peso. Causa y consecuencia van de la mano y en el eco de las consecuencias nos asaltan las dudas del por qué pasó, de qué circunstancias generaron el descuido y por qué ocurrió el accidente: dudas, más dudas, cabos sin atar. Al final quedan dos caminos que seguir, el de dejarlo pasar y olvidar o el de convertir la búsqueda de los por qué en una obsesión. Se generan entonces nuevos caminos, ramificaciones infinitas que a menudo nos cambian, para siempre.
Este mensaje críptico es el que se esconde detrás de “El ruido de las cosas al caer” de Juan Gabriel Vázquez. Es un libro en el que se respira incertidumbre, cabos sueltos, una atmósfera de duda constante. Mucho tendrá que ver esa sensación que transmite el autor…

La A invertida de Javier Álvarez: jugando con el sol.

Imagen
Una A invertida, un juego, una existencia efímera y a la vez duradera como un abrazo perfumado. Un canto a la luz de un sol que mengua, un hola a la luna que pinta el salón del azulpicasso de la oscuridad, un dar la vuelta a la lógica como un calcetín. Personas que conozco de manera circunstancial, que quizás no vuelva a ver, o quizás sí, ¿por qué no?, la vida te da tantas sorpresas. El viernes por la noche me la dio y casi no la busqué, me la encontré por el camino gracias a eso, a las circunstancias. Canciones que recordé y otras que descubrí y que sólo existen ya en recuerdos, frases sueltas, como esas tardes de semana en las que no hay tiempo de tomar el té.
Javier Álvarez cantó para nosotros, un reducido grupo de personas, su último trabajo que insiste en enseñar y no grabar, en regalarlo y no venderlo, retomando esa historia que vivió hace más de veinte años cuando hacía lo mismo, en el "jardín de su pueblo" en Madrid, acompañado de su guitarra. Allí había que ir para e…

La rubia de ojos negros - Benjamin Black

Imagen
Era más alta de lo que me había parecido desde la ventana, alta y delgada, con hombros anchos y elegantes caderas. Mi tipo, en otras palabras. Su sombrero tenía un velo, una exquisita transparencia negra de seda moteada que descendía hasta la punta de su nariz. Una punta preciosa para una nariz preciosa, aristocrática, pero no demasiado estrecha ni demasiado larga y, por supuesto, nada parecida a la trompa de Cleopatra. Lucía unos guantes largos de un pálido crema a juego con la chaqueta y hechos con la piel de alguna singular criatura que habría pasado su breve vida brincando con delicadeza sobre riscos alpinos. Tenía una bonita sonrisa, cordial de momento y ligeramente ladeada, que le daba un atractivo aire burlón. Era rubia, con unos ojos negros, negros y profundos como un lago de montaña, cuyos párpados se afilaban de manera exquisita en las esquinas.
Así es la rubia de los ojos negros. Esta descripción es un dardo, un despliegue de recursos de buen escritor. Nos hace picar en las…

Y llegó la Bossanova y llenó de calor la fría Laguna: Marina Machado y Thais Morell

Imagen
Me gusta esa cada vez más afianzada apuesta del ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna (Tenerife) por el jazz. El festival de jazz de La Laguna que nos visita cada mayo se instala en sus rincones, sus plazas, su teatro Leal, sus locales, para regocijo de todos. Anoche hacía frío y no me importó. Nada mejor para combatir el frío que voces brasileñas, con esa tesitura tan cálida y sedosa. Dos voces que me sorprendieron, no las conocía.

Empezó la noche con Marina Machado acompañada por la guitarra del bueno de Miguel Manescau, guitarrista de por aquí (cuanto bueno tenemos en Canarias). Ella ya lleva varios años subida a los escenarios y tiene un disco más que bueno junto a Flàvio Henrique del cual rescató algunas piezas para deleitarnos, así como otras grabadas junto al gran Milton Nascimento. Hubo mucha complicidad en lo que fue esa mezcla canario-brasileira, como ella misma la definió.

A continuación se subió al escenario una artista de los pies a la cabeza, Thaïs Morell. Nos dejó …

Te quiero, abuela.

Imagen
Pancha era eco de una vida muy alejada de la nuestra, de la que ya van quedando pocos que se acuerden, y ese pasado se abría paso a través de sus labios cuarteados de un modo fácil de entender, sin guardarse nada para sí. No quise verla en el último momento porque a Pancha no me gustaba verla dormida sino despierta, riendo o refunfuñando, que también lo hacía, o con esa mirada temblona a través de sus ojos pequeños y vivarachos que no perdían detalle de todos nosotros.
Su cuerpo chiquito y doblado, maltrecho por los latigazos del trabajo sobre su espalda, nunca hincó la rodilla. Se revolvía contra los años que pesaban en sus piernas y decía que no, que no y que no, que ella era Pancha Febles y que con ella nadie podía. Desde su atalaya de matriarca, de esas que ya pocas quedan, muy al estilo Úrsula Iguarán de Gabo Márquez, quería tenerlo todo controlado; la comida, las ropas, la vida de los suyos, de los agregados,… Pancha era, en sí, un enorme personaje literario que encerraba en su …

Ubay Murillo, de la desestructuración a la estructuración, y viceversa.

Imagen
Si estás por la Ciudad de La Laguna en estos días o piensas estarlo, una buena manera de despertar la creatividad es pasar por la galería de arte ARTIZAR, frente al instituto Cabrera Pinto y visitar la exposición del artista Ubay Murillo (Tenerife, 1978). Aquí, el joven artista tinerfeño,  reúne en una misma exposición una selección de sus últimas creaciones bajo el título "Bilder von Europa". Puedes visitarla hasta el sábado 17 de mayo.
Ubay ha tenido una evolución desde sus primeros trabajos llenos de realismo e historias impactantes ambientadas en escenarios diseñados para el descanso, hacia otros más oníricos donde la desestructuración del cuerpo se hace necesaria para volverlo a reconstituir y crear nuevos escenarios, inconclusos o complejos, donde el espectador tiene que tomar partido y completar la historia.
Ubay nos presenta en "Bilder von Europa" cuatro secciones claramente diferenciadas. En la primera, nos muestra retratos de personajes ataviados con tra…