domingo, 5 de mayo de 2013

Jazz en la calle en La Laguna

El jueves pasado quedamos unos amigos para escuchar jazz. En la calle, en La Laguna, frente a la iglesia de la Concepción, en esa pequeña esquina llamada Plaza Dr. Olivera. La apuesta de celebrar el festival de jazz y sacarlo a la calle es de lo más sugerente, pero escoger primeros días de mayo y la ciudad de La Laguna como escenario creo que no es lo más apropiado. O lo acercamos más al verano, o lo llevamos a interiores, que en La Laguna tenemos más de un local apropiado. Fue una lástima. Me senté en una mesa cercana, de las muchas terrazas que allí podemos encontrar, con mi jarra de cerveza, como pretendiendo que con aquel gesto aquello se transformara en un local, pero no funcionó. Había viento, había frío, la gente no paraba de pasar y pararse en aquella encrucijada de calles, para hablar y para echarse unas risas carcajosas sin importarle que los que allí estábamos queríamos oír música, normal, es calle, no sala de conciertos, ni siquiera bar donde la gente comparta las mismas ganas de escuchar música en vivo. Los perros ladraban, los niños correteaban y el viento soplaba un aire frío que se llevaba lejos la voz y el punteo improvisado de la guitarra. Se me escaparon las notas, la brisa se las llevó más allá de los confines de Aguere. Una pena, porque yo fui a escuchar una voz digna de las divas del jazz, y la tenemos aquí en Canarias, con fraseos muy bien logrados. A veces me recuerda con su seda en la voz a Ella Fitzgerald, a veces también a Etta James con sus pasajes más desgarrados. Se llama Esther Alfonso Da Costa y no necesita percusión, ya ese efecto lo logra con el bajo y a veces con sus scats Fitzgeralianos, que despertó entusiasmados aplausos por parte de quienes la escuchamos. Tiene una sólida formación musical, no en vano es violinista en la Orquesta Sinfónica de Tenerife.
Me perdí algunas notas, pero me quedo con el sabor de la cerveza fresca, la agradable compañía que tuve esa noche, su voz magistral y lo que pude atrapar con mi cámara. A pesar de todo me llevé mucho. Prometo volver a escuchar a Esther Alfonso Trío, ya me he hecho fan. Seguro que habrá más ocasiones en las cuales no deje escapar sus notas. A pesar de los vientos.




Y para finalizar un tema interpretado por ella, "Why don't you do right?" que hicieran popular Peggy Lee y Ella Fitzgerald entre otras.


3 comentarios:

Ana J. dijo...

Si no me equivoco, a esta chica la escuché hace unos meses en un local. Es IMPRESIONANTE. Y merece más atención de la que se le puede prestar entre tiritones y ruidos de fondo.
En fin...

Ángeles Jiménez dijo...

Efectivamente, Ana, es impresionante. Tuve el privilegio de acompañar a Miguel esa tarde y, vientos y otras interferencias aparte, que las había, es una gran artista, con una voz digna de las grandes, aunque se perdiera algo por los vericuetos de las calles de Aguere.

Anónimo dijo...

A ver si toma nota quien corresponda y trasladan el festival al verano. Maravillosa voz y mejor persona Esther ;)