miércoles, 14 de marzo de 2012

Manos que lloran tintas.

Tus manos hoy lloran tintas
verdes, azules, rojas y malva.
Manos que nacieron ciegas,
se rebelan y miran,
y ahora pintan, y tocan,
y rozan y cantan.
Manos que buscaron musas
abrazando amores, tocando almas.
Manos de estigmas,
antiguos.
un día rompieron sus cadenas vanas,
quisieron ser libres
y ya no ser manos. 
Volando crecieron,
ahora son alas.
Él lejos no quiso verlas,
sintió miedo de no alcanzarlas.
Ató cuerdas, forjó jaulas.
Hoy vi tus manos llorando tintas,
verdes, azules, rojas y malva. 





11 comentarios:

Rosa dijo...

No hay cuerdas que aten manos que quieren ser libres...

Besos desde el aire

PD. Preciosa canción de Silvio Rodriguez

Amando Carabias María dijo...

Si no me equivoco, que me puedo equivocar, es el segundo poema tuyo en el blog. Me gusta esta canción de amor, este grito por la libertad.

Aniagua dijo...

Belleza de poema, que dice tanto..
Un abraoz

Miguel Angel dijo...

Gracias amigos por vuestras palabras.

Rosa, recojo tu beso, como siempre desde el aire. Debería ser así siempre: manos libres para expresar lo que sienten, aunque con frecuencia, los miedos de los demás reprimen sus ansias de volar. Gracias por venir.

Amando: en efecto van dos. Es cuestión de atreverse, y me atrevo como con todo. Confío y aprendo de mis maestros, y tus "Versos como carne" siguen acompañando mis sueños.

Aniagua: me alegra que mis manos te hayan hablado. Gracias por venir.

Ángeles Jiménez dijo...

Estupenda tu incursión en la poesía, geniales las manos libres, aladas, ¡a volar!
Un placer lírico leerte, besos

Miguel Angel dijo...

Gracias amiga. Tus manos también vuelan, y me gustan las cabriolas que nos enseñan. Un abrazo

Inma Vinuesa dijo...

Ahora me atrevo a dejarte unas palabras porque esta mañana mis ojos lloraban emoción y no podía escribir.

Miguel Angel dijo...

Si unas palabras hacen llorar lágrimas de emoción, es que un día merecieron ser escritas: es lo mejor que se le puede decir a quien escribe. Muchas gracias, Inma.

Jacqueline dijo...

Sed de libertad, pocas veces llegamos a sentirnos libres de verdad, enhorabuena Miguel Angel, poco a poco se van rompiendo las cadenas...

Ana J. dijo...

Pues que me ha gustado.
Es sencillo, directo, emocionante.
Un abrazo en tintas de colores

Miguel Angel dijo...

Leer de tus manos tintadas, que un poema mío te haya gustado, es para ponerme un medallón más grande que mi pecho. Muchas gracias, amiga.