domingo, 7 de octubre de 2012

IRA DEI: La ira de Dios - Mariano Gambín

Libro: IRA DEI: La Ira de Dios.
Autor: Mariano Gambin
Roca Bolsillo
ISBN: 8492833769
320 páginas.
Nota: También disponible en versión
ebook en Amazon a 2,84€

Soy Lagunero. Bueno, soy hijo de un padre común a muchos Canarios, la emigración, pero también soy Lagunero de adopción. A esta ciudad vine con quince años y nunca me he marchado aunque en etapas de mi vida no haya vivido aquí. Debe de tratarse de una especie de magnetismo invisible e imperecedero el que ejerce esta ciudad sobre mis pies, que me impide separarme de sus adoquines, a pesar del célebre viruje que pasea por sus calles en invierno. 
Ver que “IRA DEI: La ira de Dios” de Mariano Gambin estuviera ambientada en mi ciudad, hizo que fuera irresistible leerla aunque tan solo fuera por la curiosidad de ver sus calles y sus casas coloniales de techumbres enverodadas formando parte de un decorado de novela, máxime tratándose de un thriller. 
Mariano Gambín es licenciado en Derecho y Doctor en Historia por la Universidad de La Laguna, y ha tenido numerosos reconocimientos por la publicación de sus artículos de investigación. Fue premiado, entre otros, por sus trabajos sobre las estrechas e históricas relaciones entre Canarias y América y por su tesis, que versó sobre la formación de las élites en Gran Canaria a principios del siglo XVI, que le valió la mención de premio extraordinario de licenciatura. 
“IRA DEI: La ira de Dios” es su primera incursión en la narrativa, y forma parte de una trilogía lagunera que contempla otros dos títulos, El Círculo platónico y La Casa Lercaro (la primera ya publicada y la segunda a punto de estarlo).   
La novela comienza con una serie de asesinatos, narrados con mucha fluidez, dando importancia casi por igual a la acción y a la ambientación, sucedidos en el pasado y también en el presente, tanto en La Laguna como en otras latitudes, para luego traernos ya de lleno a la ciudad de La Laguna en Tenerife, de donde ya no saldremos más durante la lectura del libro. En el transcurso de unas excavaciones que se llevan a cabo en un solar, se descubre una cripta llena de esqueletos apilados en posiciones extrañas y atípicas de un enterramiento al uso. A partir de aquí se cruzan las vidas de los personajes en torno a la investigación del hallazgo y la búsqueda de su relación con algunos asesinatos que se van produciendo y que responden, a priori, al modus operandi de un asesino en serie. Fundamentalmente llevan el peso de la trama cuatro personajes: el inspector de policía Galán, el excéntrico Ariosto, inspector de Hacienda y amigo de Galán, la profesora e historiadora Marta y la joven y ambiciosa periodista Sandra Clavijo. Estos personajes se meterán en las pesquisas de los hechos hasta las mismísimas entrañas: las entrañas de La Laguna, con sus túneles subterráneos y sus casas llenas de puertas y sótanos secretos, y también las estirpes y familias de solera colonial y turbios pasados.
Catedral de La Laguna: En este lugar suceden
algunos de los hechos claves en la novela.
Autor: Miguel A. Brito.
Desde el punto de vista literario veo ciertas carencias en la novela. Los personajes, por ejemplo, responden arquetipos clásicos y son algo planos, carentes de aristas que los hagan interesantes. Quizás el que se escapa en cierta medida sea Ariosto, por aquello de que sea un Inspector de Hacienda el que más aporte para llegar a la resolución del caso habiendo tanto inspector de policía metido en el asunto. Por otra parte, el autor abusa del recurso de la explicación (casi académica, demasiado didáctica e innecesaria) de la razón de ser de cada monumento y cada hecho histórico ocurrido en La Laguna, poniendo estas explicaciones en boca de sus personajes, lo cual suena forzado dicho por ellos, perdiendo éstos credibilidad en sus diálogos. Sin embargo hay que reconocer que hay mucha acción, lo cual invita a leer y leer sin parar, por aquello de ver qué pasa. El autor contribuye a este ritmo escribiendo capítulos cortos que casi siempre termina en forma de suspense o frases con carga irónica o sarcástica, que invitan a seguir leyendo y profundizando en la trama. Si el lector no tiene pretensiones más ambiciosas que las de leer y entretenerse, podrá darse por satisfecho. 
Después de acabarla me ha quedado el regusto de haber disfrutado de una novela muy entretenida. Se que no es mucho decir cuando se habla de un libro, pero a veces es lo que se busca al leer. De hecho, lo reconoce el propio autor cuando refiere en sus notas al final del libro que Ira Dei “solo aspira a entretener y divertir al lector”. Esto habla de la honradez del escritor, algo que siempre valoro y admiro de quien escribe.

3 comentarios:

Ana J. dijo...

Algún día tendré que leerlo. Antes debería de hacer bajar la altura de mi pila de libros por leer, pero bueno...
Estupenda crítica.
Besos tacoronteros

Ángeles Jiménez dijo...

Completamente de acuerdo con tus apreciaciones, Miguel, y también lo recomiendo, no es un libro de gran altura literaria, pero es muy entretenido y me hizo pasar un buen rato.

Miguel Angel dijo...

Gracias chicas. Ángeles, ya hemos hablado de Ira Dei en otras ocasiones y la verdad es que coincidimos en todo en nuestras apreciaciones.