viernes, 7 de diciembre de 2012

La última isla

Anoche tocó cine. Cine sin palomitas. Nos fuimos la familia en peso a ver una película que se estrenaba anoche aquí en Tenerife en El Tea llamada "La última isla" de la directora Dácil Pérez de Guzmán, en lo que supone su debut como directora única de una película, aunque ya tiene una amplia trayectoria formando parte de los equipos de dirección de algunas muy conocidas como Airbag o el Milagro de P.Tinto entre otras.
La última isla es una película fresca, que sugiero que quien quiera acercarse a verla lleve a sus hijos, sobre todo si estos no superan los doce o trece años. Muy bien por la protagonista, una niña de diez años llamada Alicia, interpretada por Carmen Sánchez, que le valió en su primer papel protagonista el premio a la mejor actriz en el Feel Good Film Festival de Los Ángeles este mismo año. Es una película de muy bajo presupuesto, cuyo principal atractivo es el entorno en el que fue rodada (casi íntegramente en la Isla de El Hierro, una isla que se presta a la magia) y la historia, sencilla como la que puede contar una niña de once años y a la vez tan cargada de significado. Tuvimos la suerte de escuchar en la presentación a la propia directora y de una de las actrices, la herreña Virginia Ávila, quienes pusieron mucha emoción, y no es para menos, porque han hecho realidad un proyecto del que se sienten parte porque no en vano la directora pasó muchos veranos de su infancia en la Isla, mientras que Viriginia tiene sus raíces muy bien agarradas a la Isla del Meridiano. La película tiene un pero muy llamativo que es una pena que se produzca, y se trata de algunos errores de realización en los que se producen saltos a la hora de mezclar algunas escenas (mi hijo de once años se dio cuenta). Yo les recomiendo que la vayan a ver, sin palomitas (o roscas si estamos en Las Palmas, o cotufas si estamos en Tenerife) y con los sentidos abiertos, sin más pretensiones que las de ir a escuchar y ver un cuento. A los adultos les sugeriría que intenten entrar en esa mente olvidada de los once años, y a los niños que aprendan que existe un mundo gigante, lleno de mar, brisa, bruma y monte más allá de las pulgadas de la pantalla de una Nintendo. Si están por Tenerife, podrán verla en el TEA hasta el próximo día 12 de diciembre y si están en otras latitudes, en su perfil de facebook pueden seguir su ronda de proyecciones: http://www.facebook.com/pages/La-Ultima-ISLA/187981564628733



Ficha técnica:
Título: La última isla.
Directora: Dácil Pérez de Guzmán.
Interpretes: Julieta Serrano, Antonio Dechent, Eduardo Velasco, Carmen Sánchez, Maite Sandoval, Xavier Boada, Virginia Ávila, Lucía Perales, Pablo Perales.
Año: 2012
Duración: 87 minunos.

Sinopsis: Es un cuento mágico que narra la aventura de una niña de diez años, Alicia, cuyos padres la envían en verano a una isla remota al cuidado de una tía que ni siquiera conoce. Alicia comienza su aventura aburrida y disgustada, sin saber cómo divertirse en un lugar donde no hay ni televisión ni funcionan los móviles. Poco a poco irá descubriendo otra manera de ver el mundo, otra forma de utilizar la imaginación y de abrir la mente y otros aspectos de sí misma que ni siquiera sabía que existían. En un lugar donde no funciona la lógica convencional y donde puede pasar cualquier cosa de manera natural, Alicia conoce a su tía, una curandera que ella ve al principio como una peligrosa bruja. Conoce también a los dos únicos niños que viven en el pueblo. Y a Fermín, un loco que a veces parece un niño y a veces un sabio. Un amuleto protector, una isla negra de lava, un bosque de niebla donde Alicia se pierde, un dragón de niebla y un acantilado donde se decide su destino, son los elementos de esta aventura sigilar. Una historia donde los niños se comportan como adultos y los adultos como niños.

2 comentarios:

Ángeles Jiménez dijo...

Gracias, Miguel por recordarla, habrá que ir a verla, siempre es grato encontrar cosas de por aquí cerca con la que está cayendo.

Ana J. dijo...

Vaya! Se me pasó!
Intentaré repescarla, si es que es posible.