jueves, 1 de agosto de 2013

Lecturas de verano del 2013 - 2

"... El amor en que intervienen tres es un problema y el humo que se eleva de esa hoguera se llama celos. Si es con cuatro personas es dos veces celos o sea recelo. Los maridos celosos suelen cumplir su vueltita de vigilancia y entonces los amantes se esconden entre las ramas, pero siempre hay un ratón que los delata.
     A veces el amor y el odio se dan la mano, pero eso sólo ocurre en la televisión.
     El desamor es un amor caído, un viudo de la pasión y sólo se reincorpora cuando otro amor le miente que lo ama. Y cuando al fin queda de nuevo viudo de amor, se resigna a escribir un ensayo con el título: <<Formas ancestrales del relajo y la melancolía>>."

Extraído del libro "Vivir adrede" de 
Mario Benedetti

3 comentarios:

Patri leon dijo...

Un libro maravilloso. Lleno de pequeñas joyas para paladear sin descanso. Un abrazo grande

Ana J. dijo...

Por el motivo que sea, todos estos alardes de ingenio me cargan. Me recuerdan a las Greguerías de Ramón Gómez de la Serna, pero con pretensiones.
Vale, soy una cortalotes sin sensibilidad. Lo siento, debería haberme callado, pero es lo que pienso.

Miguel Angel Brito dijo...

Muchas gracias por pasarte por aquí Patri y por compartir conmigo ese gusto por la lectura de Vivir adrede. Un libro lleno de pequeñas joyas. Un libro ingenioso.

¿Por qué habría de callarse lo que se piensa, Ana? No a todos nos gusta todo (por fortuna), aunque yo soy una especie de bicho raro al que le cuesta encontrar lo que no le gusta. Este libro tiene algunos textos más desafortunados, pero algunos son joyas ingeniosas. Incluso no he elegido el mejor, seguro, pero sí el último que he leído. Llevo leyendo "vivir adrede" más de cuatro meses, y es que es un libro que hay que leerlo así, no más de dos páginas cada día. ¿será porque carga? A lo mejor sí :)