domingo, 30 de agosto de 2015

Salmo44 - Danilo Kis

Salmo, 44, Danilo, Kis, Auschwitz, judios, biblia, novela, narrativa, acantilado
Título: Salmo 44
Autor: Danilo Kis (tr. Luis Fernanda
Garrido y Tihomir Pistelek)
Editorial Acantilado
Colección Narrativa del Acantilado, 246
128 págs.
Precio: 14,25 € en Agapea

He quedado prendado de esta novela que confieso que empecé a leer sin ganas. Es la primera que escribió el serbio Danilo Kis (Subotica, Serbia, 1935-89) el año 1962. No conozco los salmos de la Biblia, por eso lo primero que hice al terminar de leer Salmo44 fue buscarlo para intentar establecer la conexión entre este pasaje bíblico del antiguo testamento y la novela de Danilo Kis y recomiendo que lo hagan porque es la pieza que falta para terminar de entender del todo el sentido de la obra: se trata de cerrar el círculo, es como si la lectura final del salmo fuera el colofón de la obra, el punto y final (puedes leer el Salmo 44 aquí).

Salmo44 es una novela corta en extensión (apenas 125 páginas), y en la que cuesta entrar, os advierto. Pero también os digo: una vez entréis ya no podréis salir. Es como si fuéramos recluidos en ese campo de concentración de Auschwitz donde transcurre la casi totalidad de la obra. Zana, Polia y Marija, junto a su hijo pequeño Jan, planean escapar Auschwitz horas antes de la entrada de las tropas aliadas. Para Polia ya es tarde, está gravemente enferma y difícilmente podrá sobrevivir. Faltan un par de horas para que se pongan en marcha. Deben hacerlo esa misma noche, porque ya se escuchan cerca los cañones de los aliados, y ellas saben que huir es su única salvación ya que los planes de los alemanes son matarlos a todos antes de que los aliados lleguen al campo de concentración. Quedarse es morir. Huir probablemente signifique lo mismo, pero al menos hay una oportunidad.

Danilo Kis, autor de Salmo 44
(Imagen extraída de Google images)
El narrador, muy pegado a Marija, nos alterna el momento actual, esas dos horas de espera, con el pasado, en el cual se entremezclan recuerdos con reflexiones. Ese narrador es lo que me ha dejado más impactado después de leer Salmo44. Me lleva de la mano y me susurra los pensamientos, me hace latir al ritmo del corazón de Marija. Me llevaba y me traía y yo seguía allí, en aquel barracón, a la espera de huir con ellas también.


Muchas son las obras que se han escrito sobre Auschwitz, pero esta aporta algo nuevo. Ya no se trata de describir escenas dramáticas, que también, quizás las más dramáticas que he leído, sino poner sobre la mesa dos temas trascendentales: las dudas que se crean en esas circunstancias sobre la existencia de Dios (de ahí el salmo), y la esperanza como motor de la supervivencia, personificada en el hijo de Marija, Jan (realidad), y en las ganas de encontrar al padre del niño, Jakob, aunque Marija no sepa a ciencia cierta si vive o no (ilusión).

6 comentarios:

Juan Carlos Galan dijo...

Quiero aprender de ti porque no eres prolijo y transmites lo importante con las palabras necesarias, no más.
Un abrazo

Francisco Concepción dijo...

Los pasajes bíblicos encierran tal fuerza que si unimos a Auschwitz solo puede producir algo cercano a la catarsis.

catherine dijo...

Una excelente reseña de un libro que me gustó muchísimo tanto por su tema como por la manera de tratarlo.

Miguel Angel Brito dijo...

Muchas gracias Juan Carlos. Venido de ti, y de la excelente crítica que hiciste para nuestro club de los 1001 lectores, es todo un halago.

Miguel Angel Brito dijo...

Francisco, ni que lo digas. Una genialidad literaria de Danilo Kis.

Miguel Angel Brito dijo...

Muchas gracias Catherine. Me alegra que estemos en sintonía con respecto a Salmo44