viernes, 29 de julio de 2011

Historias de sujetadores de Anabel Consejo.



Hace unos cuantos días decidí dormir cada noche con una mujer distinta. Mujeres maduras o jóvenes, recatadas o sensuales, ganadoras o vencidas. Hace unas cuantas noches que Historias de sujetadores, de la escritora Anabel Consejo, me acompaña antes de dormir y soñar.

El nombre del libro lo explica por si solo: historias frescas, donde el sexo femenino es el protagonista. Mujeres que se nos muestran con una cara en la que no todo es lo que parece. Sentimientos ocultos que se desnudan ante nuestros ojos. Anabel nos invita a sumergirnos en los sentimientos de las protagonistas de cada uno de los catorce relatos que nos propone, descubriéndonos facetas distintas y creíbles, que dotan a cada personaje de vida propia.  Me resulta especialmente llamativo como, en relatos tan cortos que en algunos casos no superan las tres páginas, Anabel nos dibuja tan claramente los personajes: marcados y sin fisuras. A través de sus relatos, nos lleva de la mano para hacernos sentir lo que ellas sienten. Para descubrir con sus protagonistas el amor, el deseo, el sentimiento del vacío de la desazón o el descubrimiento de una verdad oculta.

No es un libro hecho para juzgar a sus protagonistas, sino sencillamente para dejarse llevar; con la mente abierta. Lectura recomendable para paladear sentimientos bebidos a pequeños sorbos.


Título: Historias de sujetadores
Autor: Anabel Consejo Pano
Editorial: Milenio
ISBN: 978-84-9743-396-9
93 páginas.

7 comentarios:

Ángeles Jiménez dijo...

Convencida de tu infidelidad manifiesta, me apunto las historias de Anabel en la almohada.
Gracias, Miguel

Amando Carabias María dijo...

El menda leyó, durmió y gozó con tanta mujer diferente. Buena reseña, Miguel Ángel de un libro más que recomendable.

Anabel dijo...

Amando está en todo y ha retuiteado el post. Así me he enterado de que has leído mi libro. Y lo has leído muy bien, como yo creo que hay que acercarse a él. Por eso te doy las gracias y por invertir tu tiempo de antes de acostarte en viajar por los interiores de mis mujeres.

Mil gracias, Miguel Ángel, y un beso muy grande,

Anabel

Inma Vinuesa dijo...

No has podido definir mejor este libro, cuando cayó en mis manos no pude dejar de leerlo, literal, no pude parar de leerlo hasta la ultima línea. Me encantó, con él descubrí a la Anabel escritora, a la que lleva encerrada millones de historias llenas de matices y sentimientos. Realmente es para disfrutarlo a sorbos como el buen vino.

Ana J. dijo...

Absolutamente de acuerdo.
Historia de sujetadores te atrapa en un mundo de mujeres singulares, apasionadas, vivas.
Disfruté muchísimo leyéndolo y he vuelto a disfrutar al recordarlo a través de tu crónica.
Gracias!

Ana dijo...

Voy a anotarlo en mi lista de libros que deseo leer.
Intuyo que muy pronto aparecerá la segunda parte, y luego la tercera, etc. Es que hay tantas historias de estas como mujeres en el planeta.

Un abrazo!!

Pd: Un gusto visitarte, leí por aquí que te agrada Cortázar y sus juegos lingüísticos. Es uno de mis escritores favoritos. Justo ayer encontré algo que dijo en una entrevista: "Hay un viejo juego, que yo sigo practicando con resultados que me asombran, que es lo que alguien llamó la ‘poetomancia’. O sea, tomar un libro de poemas, cualquier libro de poemas, cerrar los ojos, abrirlos y poner el dedo en un verso y leer ese verso; es impresionante la cantidad de veces que en mi caso, me iluminan un futuro inmediato o me aclaran un pasado o me muestran cuál es mi presente, entonces, ¿cómo no creer
en el poder del lenguaje cuando ese simple juego se vuelve una cosa seria?”.
El azar,el juego, las palabras, qué cosa, no?
Saludos!!

Miguel Angel dijo...

Gracias queridos amigos por vuestros comentarios. Para los que lo habéis leído me agrada ver nuestra coincidencia de apreciaciones. Para la autora, querida Anabel, si tengo que agradecerte algo soy yo, como lector, el que hayas dedicado tú el tiempo de escribirlo. Y para los que no lo habéis leído, como tú Ana, te animo a que te hagas con él. Realmente merece la pena.
Por cierto Ana, muchas gracias por acercarte por mi blog y regalarme esa reseña de Cortázar. Es uno de mis preferidos sin duda y lo que describe de cómo escribe, es exactamente lo que siento cuando lo leo.