lunes, 15 de julio de 2013

Huellas en el camino

caminando, camino, botas, caminar, buscar camino
Imagen extraída de google images
Cuanto más camino, más ligeras siento las piernas, menos cargado siento los hombros, menos me sangran las llagas.
Cuanto más enriquecedor es el paisaje, cuanto más cuestiono mis premisas y doy sentido a mis pasos, menos pesado es el petate de mis dudas.
Mis piernas pisan con firmeza y mis pulmones se ensanchan, ya puedo respirar aire nuevo. El camino es cuesta arriba y el viento da de cara, pero mi voluntad de andar hace mella en la calzada que ya luce orgulloso la marca de las huellas de mis botas.
No soy peregrino de vías trazadas. Soy ingeniero de mi propia existencia.


9 comentarios:

Dacil Martín dijo...

Profunda reflexión sobre las calzadas, me recuerda a lo dicho también por Antonio Machado en su famoso poema, "...caminante no hay camino, se hace camino al andar...".

Abrazos,
Dácil

Adela Smile dijo...

Ilusionantes tus palabras...
vivir sin mapa... trazandos tus propios caminos
Un abrazo.

Ana J. dijo...

Ufff! De amsiado profundo, demasiado íntimo como para que yo le haga un comentario.
Me acompañará en mis pensamientos.

Miguel Angel Brito dijo...

Gracias Dácil, son calzadas donde posar los pies y marcar el camino. Son duras a veces, pero cuanto más claro se hace el camino menos pesadas son las piernas.

Adela, más que vivir sin mapa se trata de vivir con el mapa de cada uno, el que sea capaz de construir. Un mapa a medida.

No es demasiado profundo, ni íntimo Ana. Es tan cotidiano como la vida misma. Piénsalo bien y verás.

Gracias por leerme.

Ángeles Jiménez dijo...

Ingeniero de tu propia existencia, así ha de ser. Desde luego que los versos de Machado se actualizan a cada paso. Me gustan las huellas, nada de pasar de puntillas por este mundo, hay que comprometerse, amigo.

Belén dijo...

Ayer publiqué un comentario pero algo pasó...Te decía que así quiero aprender yo. A elegir mi camino, ir poco a poco dando pasos con un objetivo más o menos claro, respetando a los que me rodean pero sobre todo, respetándome a mí misma.

Miguel Angel Brito dijo...

Así serás feliz, Belén. Hay que empezar por ser fiel a uno mismo.

Volarela dijo...

Un texto excelente, y muy motivador. Si además le sumo que me encanta caminar, la idea adopta para mí una preciosa forma.

Felicidades por éste y todo el blog.

Un saludo

Miguel Angel Brito dijo...

Gracias Volare. Me alegra que te haya gustado esta propuesta de trazar nuestros propios caminos, a base de esfuerzo, a base de coraje. Siempre serás bienvenida por aquí.